Informar de los deberes de los alumnos a la familia

Imagen: ‘los deberes‘ de Manuel Martín Vicente con licencia CC-BY

Sin entrar en el debate sobre deberes sí o deberes no, que ya se produjo en la red, allá por el 2011, con dos ejemplos de posts que iban en la línea de señalar las torturas que pueden llegar a suponer los deberes:

En este país, el planteamiento de debates de este tipo, nos lleva siempre a posicionamientos ideológicos: si eres partidario de los deberes eres conservador y, en caso contrario, progresista. Con este caldo de cultivo es muy complicado mantener un debate sereno en el que se pueda argumentar de forma razonada sobre las ventajas o desventajas sobre este tipo. Aún así creo que que hay que tenerlo y tratar de responder a las siguientes preguntas: ¿por qué se mandan deberes? ¿mejoran el rendimiento? ¿garantizan el éxito escolar? ¿cómo se comprueba? ¿se evalúan? ¿de qué forma? ¿¿crean desigualdades?

Sin entrar en más detalles, ya que este es un debate que sigue abierto y que deberíamos afrontarlo de forma colectiva y, como ya he dicho anteriormente, sin sesgos ideológicos, analizando pros y contras. Sabemos que los dos países que mejor suelen puntuar en las pruebas PISA, tienen ante este tema posturas muy contrarias:

  • En Finlandia, muy pocos deberes, menos de media hora al día.
  • En Corea, llevan una férrea disciplina con 3 ó 4 horas diarias.

Debemos repensar el número de deberes y el tipo de éstos.

  • Para la cantidad de deberes, se podría tratar de seguir la regla de los 10 minutos: empezamos con 10′ en 1º de primaria, para ir acumulando 10′ más en cada curso. Así obtendríamos: 1 hora en 6º de primaria y 1 hora y 40′ en 4º de la ESO. Evidentemente, lo anterior requiere una coordinación entre los profesores de los niveles, sobre todo en Secundaria, pero ese es otro tema que también hay que debatir y tratar de solucionar desde el consenso.
  • En cuanto al tipo de deberes, una  buena  práctica  sería  delimitar  el tipo  de  deberes  que  se  eligen  para  ser  realizados  en casa:  huir, por ejemplo,  de  los  ejercicios  rutinarios, extensos   y   mecánicos   y   apostar   por   un   tipo   de actividades  más prácticas,  entretenidas y cortas  que favorezcan la autonomía de los alumnos. En el caso de que nos veamos obligados a hacer algún tipo de ejercicio rutinario, que sea lo más breve posible y que vaya más en la dirección de crear confianza en el proceso.

Otra postura, nada desdeñable, desde mi punto de vista, es seguir el ejemplo francés (Fuente: Service Publique de la France):

Lo que nos dice que en la educación primaria está prohibido mandar trabajos escritos para casa. No obstante, el profesor podrá mandar trabajos de lectura, de investigación o estudiar la lección. Dichos tareas deben ser revisadas por el profesor.

Lo que es una realidad es que a los alumnos  les mandan deberes para casa. Es un problema con el que muchos padres tienen que lidiar, y en el paso a Secundaria, les resulta muchas veces complicado saber los deberes que tienen sus hijos. Este problema lo he detectado de forma muy cercana durante este curso en el que he sido tutor de 1º de la ESO. Muchos padres no sabían los deberes que tenían que hacer sus hijos, lo cual les dificultaba bastante el seguimiento diario del trabajo de sus hijos. En las tutorías de inicio de curso, ya empezaban a producirse las primeras sorpresas. El alumno le dice que no tiene ningún deber, no  lo ha anotado en la agenda, el padre no sabe como comprobarlo, etc…

Tutoría – Deberes

Para solucionar este problema y favorecer este apartado a las familias planteé un sistema para hacer llegar de forma sencilla los deberes que les enviaban a diario a la familia. Este sistema, está basado en uno que implemento mi buen compañero César Vázquez en el IES D’Elhuyar de Logroño. Este método tiene la ventaja de que no da mucho más trabajo al profesorado y permite trabajar con los alumnos la responsabilidad colectiva. Os expongo lo que hice:

1. Creé un calendario en Google con el horario del grupo y cree unas cuentas para los alumnos con permiso de edición. Lo ideal para esta parte es usar Google Apps. En caso contrario, podemos usar un calendario de cualquier cuenta de Google. Este fue mi caso ya que en mi centro, a pesar de  poseer Google Apps, me pusieron bastantes problemas por lo que opté por hacerlo yo mismo ;-).

2. Creé grupos de tres alumnos que iban a ser los encargados de publicar cada semana los deberes que les ponían. De esta forma, no saturaba mucho a los chicos y era difícil que no hubiera todos los días alguno para publicarlos. Lo que tenía que hacer era pinchar en la hora de materia a asignar los deberes y completar el campo Descripción:

3. A última hora de cada día, el grupo responsable tenía que solicitar al profesor que, en los últimos 5′ de la clase, les dejará publicar los deberes en el ordenador del aula. Tuve la suerte de que dos de las últimas horas eran conmigo y las otras tres profesoras no pusieron ningún problema.

4. Hacer público el calendario para que tanto los padres como los alumnos pudieran ver los deberes del día. En mi caso, y debido a la experiencia anterior, lo puse en la siguiente web:  http://eso.aomatos.com/tutora_deberes.html

Al principio, nos costó ponerlo en funcionamiento durante la primera semana, para luego funcionar casi a la perfección.

Conclusiones:

  • A los padres, la idea les pareció estupenda y así me lo hicieron saber en las diferentes reuniones.
  • Antes de ponerlo en práctica, lo planteé en la reunión de tutores de 1º de la ESO con reacciones diversas: a orientación le parecía interesante, jefatura de estudios no tomó ninguna posición, y en mis compañeros opiniones diversas, desde los favorables hasta la negación total.
  • Este curso, volveré a plantearlo y espero que con más éxito, ya que considero que es un método sencillo que no da mucho más trabajo al profesor y que es de sencilla publicación (en la web del instituto).

Espero vuestras opiniones ;-).

Comparte este artículo:!

9 Replies to “Informar de los deberes de los alumnos a la familia”

  1. Pingback: Informar de los deberes de los alumnos a la fam...

  2. Pingback: Informar de los deberes de los alumnos a la familia - Educacion enpildoras.com

  3. @manueljesusF

    Me parece una idea estupenda y muy útil, fácilmente realizable y que hace corresponsable al alumnado de su gestión. Por otra parte, me siguen sorprendiendo varias cosas: que el centro te haya puesto pegas para usar Google App y que a la jefatura de estudios no le interesará el tema. Finalmente, tengo la duda de si en mi caso, con familias que no usan mucho internet tendría utilidad o sería más de lo mismo porque no llegarían a ese calendario.

    Responder
    • antonio Autor del Post

      En mi centro Google Apps lo llevan los administrativos, creo que con eso ya te he dicho todo. ¿El coordinador TIC?
      Se lo expuse a la jefa de estudios, le pareció bien pero no puso mucho interés ni en que lo llevará yo a cabo, y mucho menos, en que lo implementaran el resto de compañeros. Posteriormente, ni una pregunta sobre el desarrollo, la opinión de los padres, etc. Ni un solo intento de conocer en que consistía y si se podía ampliar a otros cursos.
      Sinceramente, creo que en los dos primeros cursos de la ESO es una excelente medida para los padres, y en los dos siguientes, visto el poco trabajo que da, también.
      En cuanto al tema de internet, a mi me sorprendió como los padres que creía que no accedían a internet, lo hicieron. También, he de reconocer que casi todos los padres tenían acceso a la red.
      Un saludo y gracias por comentar en este blog.

      Responder
  4. Pingback: Informar de los deberes de los alumnos a la fam...

  5. Bernat

    En nuestro centro se emplea Google Apps en todos los niveles; en FP algunos profes-tutores tenemos el calendario compartido con el equipo docente además de con los delegados de clase que anotan (además de algunos de nosotros) las actividades en el calendario. Es un gran recurso para organizarse y para coordinar qué tareas pedimos al alumnado, aunque en nuestro caso, por las edades, son pocos los padres que lo consultan.
    Gracias por el post Antonio.

    Responder
  6. Pilar Soro

    En nuestro centro de primaria lo hacemos también así. En los blogs de cada curso hay un apartado “Agenda” y allí está incrustrado el calendar.
    Los alumnos a partir de ciclo medio apuntan los deberes cada dia, gracias a un netbook que regaló el AMPA, uno por clase.
    Un ejemplo:
    http://blocs.xtec.cat/rosacossetans/
    En el menú veréis las agendas de los dos cursos de quinto de primaria.

    Soy partidaria de poner muy pocos deberes, solo los necesarios para adquirir un hábito de estudio en casa.

    Saludos y feliz curso 2014-2015!!

    Responder
    • Paco Montero

      Hola, Antonio.

      Yo lo intenté hace dos años, con la misma metodología que has utilizado tú de calendario de Google compartido con tres alumnos de perfiles académicos diversos, que no se llegaban a poner de acuerdo para organizarse, funcionando “a ráfagas”. El calendario compartido estaba disponible en mi blog, con un gadget.

      Lo que presenté a los padres en la reunión de inicio de curso como una idea para que pudieran hacer seguimiento y acompañamiento a sus hijos, en el mes de enero estaba caducado por “falta de compromiso”, a pesar de que les recordaba y animaba continuamente a que se hicieran cargo de esta responsabilidad que a principio de curso aceptaron. Eran alumnos de 1º de ESO.

      Mi experiencia no fue buena. Pero podría volver a intentarlo. Gracias por recordárnoslo.

      Y enhorabuena una vez más por tu blog y tu empuje permanente por lo educativo. Te sigo hace tiempo.

      Responder
  7. Pingback: Cómo acabar con los grupos de WhatsApp del cole - Todoeldiaconectados.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.