Homenaje a Carlos Gallego Lázaro

Carlos Gallego

Me he enterado del fallecimiento de Carlos Gallego, profesor en la Escuela de Magisterio de la Universidad Blanquerna, donde impartía la asignatura Desarrollo del Pensamiento Matemático y su didáctica.

Tuve el placer de coincidir con Carlos en mayo con motivo del curso “Competencia matemática: la resolución de problemas en infantil y primaria” que impartió en el CPR de Logroño. Además de escuchar sus excelentes clases, tuvimos bastante tiempo para charlar sobre educación y didáctica de las matemáticas. Me encantó su visión de la educación, de la construcción del conocimiento, de la importancia de dejar experimentar a los niños con las matemáticas, del aspecto positivista del error, etc… Pero recuerdo con más cariño su amabilidad, su optimismo, su cercanía y su alegría.

El curso que impartió Carlos iba destinado a profesorado de infantil y primaria,  después de haberle escuchado no tengo ninguna duda de que al profesorado de secundaria le hubiera sido de gran utilidad. Podían haber visto de primera mano lo importante que es la didáctica para la enseñanza de las matemáticas. Entender que para la construcción del pensamiento matemático se ha de enfrentar a los alumnos a experiencias que les permitan crear hipótesis y consolidar los conocimientos. Ver como se construye el pensamiento matemático en esas edades nos puede dar muchas pistas del porque fallan nuestros alumnos más mayores.

En una de las sesiones estaba explicando como los niños se enfrentan a problemas matemáticos con las herramientas que disponen y son capaces de elevar su conocimiento matemático de acuerdo a la experiencia. En concreto, puso un ejemplo de como niños que no sabían dividir abordaban la división y como mediante estrategias de aproximación eran capaces de resolverla. Con ello se veía que habían construido aprendizajes significativos que les permitían diseñar estrategias para resolver ese tipo de problemas. Recuerdo que al escuchar a Carlos me vino a la cabeza un caso que le había sucedido a mi madre en esas fechas y que mostraba perfectamente este hecho. Con el permiso de mi madre, os voy a contar lo que le sucedió a ella:

Unos días antes había acudido al dentista y tenía que pagar dos cantidades de 2100  y 1170 euros en tres plazos, el primero el 20% y los dos siguientes el 40%. Recuerdo que me vino con una hoja con varias operaciones y me preguntó si el 40% de 2100 era 840 y de 1170 era 468. Sorprendido (no por el acierto) de ver como lo había resuelto, le pregunte que me explicará como lo había hecho. Ella pensaba que era para reirme de ella y, al contrario, era para admirar su pensamiento matemático. Me comentó que se acordaba que esos problemas los resolvía en el escuela aplicando la regla de 3 pero no sé acordaba como se hacía dicha regla. Por supuesto, a ella no le habían enseñado que para hacer el  40% basta con multiplicar por 0,4 o multiplicar por 4 y dividir por 10 ó … Pero ella tenía el suficiente pensamiento matemático (probablemente me venga de ella esta habilidad :-)) para abordar el problema y llegar a la solución. ¿Qué fue lo que hizo? Sencillo, partió de un número del que ya sabía calcular el 40% y operando con él llegó a las solución. ¿De qué número partió? Obvio, de 100, sabía que el 40% de 100 era 40, luego de 1000 era 400, de 2000 es 800 y de 100 es 40, sumando le sale 840. Para el caso de 1170 se le complicó con el 70 y lo resolvió diciendo el 10%  de 70 es 7 luego el 40% es 28, sumo los resultados y voilá, 468. Como diría Carlos ¡¡¡¡¡Brutal, qué chulo!!!!!!

Este ejemplo y los muchos que nos enseñó Carlos muestran que es mucho más importante conocer las estructuras de los números que los algoritmos, que es más importante saber crear estrategias para resolver problemas que los algoritmos o los problemas enlatados. Si además, tenemos en cuenta la poca importancia que tienen los algoritmos en nuestras vidas, ¿por qué no se cambian la forma de enseñar el aprendizaje de los números y las operaciones en nuestras escuelas?

Os dejo unas frases o ideas de Carlos que no tienen desperdicio:

  • “para los niños lo importante es vivir (emocionantes) experiencias y no la perfección de la actividad”
  • todo aquello que los niños hacen, construyen, inventan,..es BRUTAL, MUY CHULO!!!!
  • “al aula los niñ@s deberían ir a comprender el mundo y a resolver problemas, dando así significado a sus aprendizajes”
  • Los beneficios de incluir y trabajar con números grandes, … enormes,….impensables en un aula de Infantil,  que provoquen conflictos cognitivos en los niñ@s
  • La importancia de incluir rectas numéricas,reglas, medidores,…. para dar sentido a las cosas

Por último, gracias a Carlos, conocí el libro “Principios y Estándares para la Educación Matemática” del NCTM que consideró que todo docente que imparta matemáticas debe de conocer y leer. También os recomiendo leer su libro “REPENSAR EL APRENDIZAJE DE LAS MATEMÁTICAS: MATEMÁTICAS PARA CONVIVIR COMPRENDIENDO EL MUNDO” de la Editorial Grao.

Y para terminar:

¡¡¡¡ GRACIAS MAESTRO !!!!

Comparte este artículo:!

8 Replies to “Homenaje a Carlos Gallego Lázaro”

    • antonio Autor del Post

      Gracias Jorge, lo he escrito desde el corazón por la perdida de una buena persona y un gran profesional y por la pasión que tengo con la didáctica de las matemáticas desde edades tempranas.
      Un abrazo.

      Responder
  1. Fernando

    Has conseguido emocionarme. No conocía a Carlos Gallego, pero por tus palabras deduzco que era toda una institución.

    Esté donde esté seguro que se siente alegre de leer tan bellas palabras.

    un saludo

    Responder
    • antonio Autor del Post

      Gracias Fernando.
      Conocí poco a Carlos en persona pero he de reconocer que encanto su concepto de la educación, un concepto que raras veces he visto en profesores de Universidad.
      No sé si era una institución, lo que si se es que rebosaba pasión por la didáctica de las matemáticas a niños, por una educación más emocional, por romper con normas preconcebidas y por una mejora de la formación inicial del profesorado.
      Es una auténtica pena que nos haya dejado y de alguna manera quería hacer llegar sus ideas a más docentes.
      Un abrazo.

      Responder
  2. Carmina

    Todavía estoy impactada por la noticia. Tenía puesta la esperanza, en que
    alguna otra vez, él nos ayudara a entender la educación de otra forma más
    significativa. Era un gran pedagogo y sabía llegar hasta los docentes.Nos
    desmontaba todos nuestro “antiguos pensamientos”. Sin dar otra receta que
    el estudio, la formación y la investigación.

    Gracias Carlos. Sembraste muchas semillas.

    Responder
  3. Xavier Àvila

    Saludos, Antonio.
    He llegado a tu post de homenaje a Carlos Gallego mientras estoy preparando el inicio de la asignatura de “Enseñanza y aprendizaje de las Matemáticas I” en el Grado de Educación Primaria. Trabajo en Blanquerna (URL) y he tenido la suerte de compartir la docencia universitaria en la formación de maestros con Carlos desde hace doce años.
    Precisamente este curso me hacía una especial ilusión trabajar con él codo a codo porque mi dedicación me acercaba nuevamente a la didáctica de las matemáticas después de unos cursos más centrado en las TIC i su uso educativo. Con Carlos compartíamos esta ilusión, su visión de la educvación y la formación de maestros y teníamos grandes planes…
    Además del recuerdo-homenaje a Carlos (¡¡¡brutal, qué chulo!!!) me ha parecido magistral el ejemplo que nos has compartido con el cálculo del 40% que hizo tu madre y me gustaría empezar el curso con los nuevos estudiantes leyendo tu post porque creo que les permitirá otear el horizonte hacia el que dirigiremos nuestro aprendizaje.
    Un abrazo!

    Responder
  4. Mariángeles Esteban

    Acabo de enterarme de tan triste noticia.
    Tuve la oportunidad de hacer un viaje en coche con él desde Graus a Aren (Huesca) un sábado de 1994 para hacer una sesión de formación para ¡8 maestras!
    No puso ningún inconveniente, la bondad era otra de sus características
    No nos dejó indiferentes el respeto por las ideas matemáticas de las criaturas (como él decía) ni su manera de enfocarlas, recuerdo su frase “mientras las criaturas no se liberen de la tirania de sus maestros, no podrán progresar matemáticamente”

    “Expandir el juego de voces y de ecos que forma la esfera sonora de las aulas”, otra de sus ideas que me viene a la cabeza cotidianamente.

    Agradezco este homenaje.

    Responder
  5. sonia

    yo tuve el PLACER de ser su alumna en la universidad…y SIEMPRE le he recordado, he hablado de él y he intentado poner en práctica muchas de las cosas que me ENSEÑÓ.
    Ciertamente, me hizo VIVIR las matemáticas y ver actividades realizadas e impensables (en los libros) y muy significativas para los niños.
    Me he enterado hoy de su fallecimiento y me cuesta creer que no podamos disfrutar de las investigaciones que tendría en marcha…, pero allí donde esté, quiero decirle que ha sido un gran maestro y que puede estar orgulloso de lo que ha hecho de y para las matemáticas.

    un beso enorme CARLOS!!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.