Microrrelatos distópicos: “el copyright”

Madrid 2030.

Deambulo por las calles.

No puedo continuar mis estudios, se me han acabado los fondos. Sin fondos no hay materiales y sin materiales no puedo estudiar. Fin a la ampliación de mi conocimiento, vuelta a las calles sucias y malolientes.

Recuerdo las historias que algunos contaban de un tiempo atrás en el que la información era libre y fluía por la red, la gente podía compartir sus conocimientos libremente. ¿Existió ese mundo? Cuentan que un tal Lawrence Lessig perdió la batalla.

Observo a mi alrededor. Tristeza profunda.